lunes, 27 de agosto de 2012


Alarmismo era cuando se anunciaban bajadas de sueldo
Alarmismo cuando quitaban moscosos
Alarmismo cuando eliminaban la ILT que garantizaba el 100% del sueldo
Alarmismo cuando perdíamos ayuda social
Alarmismo cuando no cobraríamos extra de navidad
En la mesa sectorial de “negociación” sobre la modificación de la RPT, los sindicatos están escandalizados con la prepotencia y absolutismo de un Director General de la Función Pública que hace oídos sordos a cuantos argumentos y razones dan los representantes sindicales de cómo quedan muchos servicios. En palabras del inefable nuevo Director, el mismo arguye “CON EL 20% DE LA ACTUAL PLANTILLA SE PUEDE ADMINISTRAR CASTILLA-LA MANCHA” Es muy posible que tú te encuentres en el 80% que sobra. Esto entre otras declaraciones, los sindicatos tienen muy claro que paulatinamente (sin prisas pero sin pausa) el Gobierno regional piensa desmantelar servicios públicos que serán en el futuro privados, con lo cual, si menester es que se tenga que cambiar la Ley para poder despedir funcionarios, se cambia sin más ¿quiénes se lo impedirán?
De momento alrededor de 700 interinos pueden ir al paro. En un año ya van 1000.
Por si alguien piensa en la palabra “mentira”, que lea la carta adjunta que dirigió antes de las elecciones el entonces Secretario General del PP. y actual Presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha al sindicato CSIF, y así poder comprobar quienes son los mentirosos de esta región.
No es hora de debatir razones que nos separan unos de otros, ni de hacer reproches a los sindicatos, es nuestra hora, la de DEFENDER JUNTOS NUESTROS DERECHOS, que son además el derecho de servicios públicos de calidad.
No esperes luchar a cuando te afecte a ti, porque entonces ya puede ser demasiado tarde.
Los representantes sindicales siguen encerrados argumentando en la mesa sectorial y cuentan con el apoyo de 200 funcionarios en las puertas de la función pública gritando dimisiones de manera permanente. Si esta cifra de 200 fuera creciendo, algo podría cambiar hasta impedir que “esta gente, ajena a la público, enajene”.
TÚ MISMO.


Carta antes de las elecciones del entonces Secretario General del PP y actual Presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha al sindicato CSIF:

Toledo, a 6 de abril de 2011
Estimado señor Pinilla,
En relación a la carta que me remitió el pasado 21 de marzo quiero aclararle a usted y a todos sus afiliados y trabajadores de la Administración que el Partido Popular de Castilla-La Mancha, defiende y garantiza a todos los empleados públicos, tanto funcionarios como personal laboral, así como al resto de trabajadores del sector público que sean necesarios para garantizar el buen funcionamiento de la Administración y los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos.
Ante la grave situación económica de nuestra región, por la pésima gestión del señor Barreda, el Partido Popular de Castilla-La Mancha considera necesarias medidas de austeridad, como la eliminación de altos cargos políticos, los Delegados de las Consejerías en las distintas provincias, dejando uno solo por provincia; reducción del personal político de confianza o asesores políticos; en definitiva eliminación de tantos y tantos altos cargos de confianza del señor Barreda que ha colocado sin criterios de méritos ni capacidad en las distintas Consejerías, Delegaciones, Fundaciones,  empresas y Entes Públicos que se han ido creado en Castilla-La Mancha para recolocar en muchos casos a alcaldes y concejales socialistas. Ante las mentiras del PSOE y sus acólitos, queremos dejar claro que en ningún caso estas reducciones afectarán a los empleados públicos, ya sean funcionarios o laborales, porque es precisamente el Partido Popular, quien garantiza y garantizará la función pública de calidad, a través de su acceso en condiciones igualdad, mérito y capacidad, frente al amiguismo y a la contratación a dedo del señor Barreda de tantos y tantos asesores políticos totalmente innecesarios.
El despilfarro, la ineficacia y la falta de austeridad del señor Barreda han generado el mayor déficit de toda España, y record histórico de deuda en nuestra región. Barreda ha llevado a Castilla-La Mancha a la peor crisis económica y social de la historia de la democracia. Miles y miles de facturas sin pagar, proveedores sin cobrar sus servicios prestados a la administración, una situación crítica de las finanzas, y sin embargo el señor Barreda sigue gastándose millones y millones de euros en  propaganda y autobombo, intentando ocultar la verdadera realidad de la cuentas públicas.
Hoy, aquellos que han llevado a Castilla-La Mancha a la situación actual, quieren que se confunda reiteradamente, y a sabiendas, la eliminación de cargos y organismos ineficientes y superfluos en la Administración de nuestra región -ocupados en muchos casos por personas colocadas a dedo por sus meras afinidades políticas con la supresión de puestos de trabajo de empleados públicos (bien sean laborales, estatutarios, funcionarios o interinos) que se han ganado su plaza en función de sus méritos y capacidad, y que siguen trabajando a diario por sacar adelante Castilla-La Mancha. Hoy, los que han llevado a nuestra región a la situación de crisis económica y social actual, son los que han rebajado el sueldo de los empleados públicos, por primera vez en democracia, y la congelación de las pensiones con el voto a favor del grupo socialista del señor Barreda.
Fue precisamente el grupo socialista de Barreda quien en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha del pasado mes de julio del 2010 votó a favor de reducir el sueldo de los empleados públicos un 5% (léase Diario de Sesiones de las Cortes de Castilla-La Mancha de 20 de julio de 2010, página 39), con la oposición del Partido Popular que votó en contra de la bajada de sueldos.
Ha sido el gobierno de Barreda quien ha decidido no cubrir las vacantes en la administración (véase diario de sesiones de las Cortes de Castilla-La Mancha del 23 de septiembre de 2010, página 17).
Quien ha sido, como el señor Barreda, capaz de hacer todo esto en contra de los empleados públicos, utiliza la mentira y la maledicencia para intentar confundir y meter miedo a los empleados públicos de nuestra región.
Para el Partido Popular los empleados públicos son imprescindibles en el proyecto de futuro de nuestra región y cuenta con todos ellos para salir de la situación de crisis económica y social a la que los socialistas y Barreda nos han llevado.
Por todo ello:
1º El Partido Popular de Castilla-La Mancha, defiende y garantiza a todos los empleados públicos, tanto funcionarios como personal laboral, así como al resto de trabajadores del sector público que son necesarios para garantizar el buen funcionamiento de la Administración y los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos.
2º El Partido Popular de Castilla-La Mancha es el único que garantiza la racionalidad y asegura la viabilidad de la Administración Pública, y el único que puede asegurar el sueldo de los empleados públicos de una administración en quiebra por culpa de Barreda que tiene el triste record del mayor déficit de toda España.
3º El Partido Popular se compromete a fomentar la estabilidad de los empleados públicos, regularizando la situación precaria de los interinos en aras a garantizar unos servicios públicos de calidad. El PP defiende unos servicios sociales públicos, una sanidad y una educación públicas de calidad, universal y gratuita.
4º El Partido Popular se compromete a una administración pública austera que pasa necesariamente por la reducción del número de altos cargos, asesores y personal político eventual, así como la reducción de gastos de representación, drástica reducción de vehículos oficiales, así como el gasto en la publicidad institucional. El Partido Popular de Castilla-La Mancha considera inmoral que Barreda se gaste más de seis millones de euros en la última revista de Castilla-La Mancha a todo lujo.
5º El Partido Popular de Castilla-La Mancha va a optimizar los recursos públicos, y priorizar el gasto a favor del empleo y la prestación de servicios sociales, sanitarios y educativos de calidad. El Partido Popular va a reducir y reorganizar el gran número de organismos, entes, empresas y fundaciones públicas creadas por Barreda. Es indecente que Barreda se haya gastado en la Televisión pública de Castilla-La Mancha 500 millones de euros es decir, más de 83.000 millones de las antiguas pesetas, mientras está recortando el sueldo a los empleados públicos.
En definitiva, señor Pinilla quiero que le trasmita a todos sus afiliados y al resto de trabajadores de la administración, que no sobra ningún empleado público, lo que sobra es la administración pública paralela, que Barreda ha creado para colocar a los suyos.

Sin otro particular reciba un cordial saludo,
Vicente Tirado Ochoa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada